About

¡Hola! Esto encantada de tener por aquí. ¿Quieres saber quién hay detrás de Divina de la Mente y de qué va todo esto?

Yo soy Ana García, madrileña de nacimiento, salmantina de crecimiento y recientemente, australiana de adopción. Mi historia es la siguiente.

Hasta el 2o10 yo tenía mi vida montada en Madrid. Tenía a mis amigos de toda la vida, bastante vida social, mi novio, mis padres… Trabajaba de analista financiera en un banco muy grande. Con la crisis económica los horarios empezaron a hacerse imposibles, cada vez me gustaba menos lo que hacía y vivía con miedo a perder mi trabajo. Tenía mucha ansiedad y cada vez estaba más triste. Sólo tenía 27 años.

Así que mi novio (hoy ex-marido y mejor amigo) y yo urdimos un plan para escaparnos. Y lo conseguimos. Sin contactos aquí ni ayuda de nadie conseguimos un visado de permanencia temporal y de trabajo para los dos.

De eso ya hace 7 años y muchas cosas me han pasado en este tiempo. En el podcast de Divina de la Mente voy a contar mis experiencias viviendo tan lejos, cómo conseguimos venirnos, cómo encontré buenos trabajos ya estando aquí a pesar de mi inglés regulero, cómo he montado mi empresa de organización de eventos creativos a la vez que trabajaba, relaciones con extranjeros, superar rupturas… También voy a hablar de yoga, meditación y otros hábitos que me han ayudado a superar dificultades. Y publicaré entrevistas con otra gente que me inspira y de la que quiero aprender.

Así que si necesitas motivación o algo de inspiración para conseguir lo que te propongas, ésta es tu casa. Puedes dejarme comentarios o escribirme a hola@divinadelamente.com si hay algún tema en particular que te interese.

Aquí os dejo un vídeo que montamos entre mi amiga Hanna Hervall y yo. Hanna es la súper fotógrafa detrás de muchas de las imágenes de esta web. El logo me lo ha hecho mi hermana, que tiene la página de The Whitology.

Por cierto! Te puedes subscribir a iTunes y escuchar todos los podcasts desde allí, o descargártelos en el móvil y escucharlos desde el coche, cocinando… ése es otro de mis hábitos diarios 🙂

SaveSave